Si no has tenido algún duelo con un persona muy cercana puede extrañarte esta publicación, pero sentir todavía la presencia de la persona que ha fallecido de alguna manera, con su olor o ruidos es frecuente y normal.

 

Ya no esta

 

Es normal y frecuente

Nada de esto presagia un duelo complicado, patológico e inusual. Todo lo contrario, son experiencias que, aunque puedan ser desconcertantes son normales, después de todo las personas forjamos vínculos y eso no desaparece. Han dejado huella en nosotros. Y ese vinculo en el duelo, se intensifica.

Incluso algunas personas sienten que es una experiencia positiva porqué pueden sentir que todavía están de alguna manera conectados junto con el fallecido/a, pero otras personas se pueden sentir confundidas e incluso experimentar inquietud o miedo.

Y es habitual que después del fallecimiento estas experiencias tengan mucha intensidad, pero poco a poco vayan bajando. Con el tiempo esas experiencias tan vividas se resumirán a momentos señalados como pueda ser cerca de aniversarios, pero siempre quedara un vínculo y un recuerdo.

Espero que te haya resultado útil esta información.

Gracias por tu atención y por favor siéntete libre de utilizar los comentarios si lo deseas.

José Luis Miranda Fidalgo
Psicólogo colegiado 22.738
Psicoterapeuta en Barcelona y Online
Centro PsicoRoselló de Barcelona