3 minutos de lectura ( 559 palabras)

Recomendaciones para una correcta comunicación (II)

En el post de hoy continuare con algunas recomendaciones para mejorar nuestra comunicación y relaciones personales. Estas son sencillas y se componen de diversos aspectos que a veces se nos pueden pasar por alto. Espero que te sean de ayuda.

 

Pareja en restaurante

 

La comunicación verbal debe de ir acorde con la no verbal.
Dado de que según estudios el 80% de la información tiene que ver con el lenguaje no verbal, es muy importante cuidarlo. Las palabras y el cuerpo tienen que ser concordantes entre si y las incoherencias son percibidas por lo general como falta de credibilidad. Por ejemplo, decir “ya sabes que te quiero”, con cara de fastidio, dejara a la otra persona peor que si no se hubiera dicho nada, seguramente no creyéndoselo en absoluto.

No ir acumulando emociones negativas, ni tampoco soltarlas de golpe.
¿Sabéis aquello que nos decían de pequeño de no decir las cosas en caliente? Pues eso es una buena recomendación siempre que busques el punto medio. Dejar pasar el tiempo que necesites para que la emoción se rebaje facilitara que puedas decir lo que necesitas con mayor asertividad: algo dicho con plena rabia o tristeza puede ser demasiado explosiva y provocar respuestas de miedo o evitación. Por el contrario, dejar pasar demasiado tiempo puede ocasionar que acumules resentimiento, especialmente si dejas pasar agravios que se van repitiendo, sin poner límites.

Discutir los temas de uno en uno.
En general funciona mejor no mezclar temas, y discutirlos uno a uno. Mezclarlos suele llevar a una espiral que suele generar más tensión, más enfados, peor comunicación y peor resolución de problemas. Discutirlos uno a uno intentando no desviarse favorecerá que la comunicación sea más fluida y eficaz. Un ejemplo de cosas a evitar: no “aprovechar” que se está discutiendo sobre la impuntualidad de la pareja para reprocharle de paso que es un despistado, un olvidadizo y que no es cariñoso. En cambio, unos sencillos: será mejor dejar eso para luego o eso mejor lo discutimos después o un centremos ahora en esto, serán más que suficientes para evitar que las discusiones no se hagan una bola interminable de reproches y problemas sin que se solucione ninguno.

No guiarse por una excesiva sinceridad en la pareja.
Algunas cosas deben de pensarse antes de decirse, especialmente si las consecuencias no van a ser positivas. Por ejemplo, “últimamente me noto más frio respecto a ti. No sé si todavía me gustas” puede ser muy sincero, pero habrá que esperar antes de echarle a la pareja ese jarro de agua fría. Quizás sólo es un sentimiento pasajero sin ninguna importancia. Si realmente no lo es, siempre se está a tiempo de plantearlo. Lo recomendable no es ser 100% sincero sino ser congruente, con lo que uno piensa, siente y necesita, y no decir nunca lo contrario de lo que pensamos. A veces sencillos “Hoy estoy ocupado, no me apetece, he hecho otros planes, mejor lo dejamos para otro día, me lo voy a pensar” son ejemplos de honestidad sin caer en la excesiva sinceridad, que te puede ser contraproducente.

 

Y hasta aquí la segunda tanda de recomendaciones, espero que os sean útiles. Son cosas que podéis empezar a aplicar desde ahora mismo. No quiero terminar sin comentar que las habilidades sociales pueden mejorarse con entrenamiento. Podéis dejar vuestras dudas, comentarios o sugerencias en los comentarios. ¡Animo!

Abierto en verano
Me siento un fracasado, un fracaso o inadaptado: c...

Artículos relacionados

 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Sé el primero en enviar un comentario.
Invitado
Sábado, 05 Diciembre 2020

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://joseluismiranda.es/


Puedes ponerte en contacto conmigo sin compromiso.


Estaré encantado de resolver tus dudas e inquietudes, darte información u hora para empezar tu psicoterapia.
button Contacto

¿Dónde estoy?

 
Mi consulta de psicología esta en el centro de Barcelona, en la calle Rosselló, nº 17 junto a metro Entença, cerca de Sants, pero también realizo terapia psicológica a domicilio para aquellas personas de la zona metropolitana que tengan dificultades para asistir a mi centro de psicología en Barcelona.
 
 

 

Mapa del sitio