By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://joseluismiranda.es/

5 minutos de lectura ( 1046 palabras)

¿Por qué son importantes los rituales funerarios?

Actualmente estamos pasando duros momentos y mucha gente está enfermando o perdiendo a personas cercanas a causa del Covid-19. Nuestras circunstancias actuales están impidiendo que se puedan ejecutar los rituales funerarios con normalidad. Hoy me gustaría expresar mi opinión profesional sobre las contribuciones positivas que puede conllevar un funeral, que suelo echar a faltar, las dificultades que puedes estar experimentando y algunas sugerencias que pueden resultarte de ayuda.

 

cemetery 1697469 640

 

Pueden ayudar a superar más fácilmente la incredulidad inicial

Uno de los fenómenos que suele suceder cuando perdemos a alguien significativo es sentir incredulidad: no acabar de creerse lo que está pasando y pensar: “¿Cómo puede ser posible?”. Es habitual mantener esperanza: creer que la persona que ha fallecido va a volver, que sigue de vacaciones, está todavía en el hospital, que entrará o llamará en cualquier momento. Incluso puedes sorprenderte a ti mismo buscando a esa persona o llamándola por teléfono.

 

Existe un término que me parece muy acertado para definir esto: conocimiento intermedio (Weisman, 1972), es un término tomado de la filosofía existencialista que se refiere a saber y no saber al mismo tiempo. Si estas en duelo creerás lo que ha pasado y a la vez no lo harás. Esto es un proceso normal y dependiendo de las características del mismo lo experimentaras con más intensidad, tiempo o dificultad.

 

Conseguir pasar de una aceptación parcial o intelectual a aunar la emocional lleva tiempo. Los rituales tradicionales como los funerales suelen ayudar mucho. Si has tenido una pérdida repentina o no has podido estar presente en el entierro o no has podido ver el cuerpo, su urna o ataúd, puedes desarrollar dificultades para superar esta incredulidad inicial. Es habitual que tengas la lógica necesidad de encontrar una manera de validar externamente que tal pérdida ha ocurrido, para así poder asumir completamente la realidad. Una facilidad que se te negó en el momento en que no pudiste participar de la manera que necesitabas.

 

Sabemos también que existe una fuerte relación entre una pérdida repentina y el contenido de los sueños de la persona superviviente durante los meses posteriores. Quizás te sorprenda, sobre todo si lo experimentas por primera vez, pero se suele soñar que el fallecido está vivo. En general estos sueños no sólo satisfacen tu deseo de que siga vivo, sino que suele también ayudarte a la aceptación emocional, mediante el contraste claro que produce el despertar del sueño y comprobar que, efectivamente, la realidad es la que es. También es frecuente y no es indicador de duelo patológico, sentir la presencia aun del fallecido mediante sonidos, olores u otras experiencias perceptivas.

 

Permite expresar pensamientos y sentimientos sobre el fallecido

En su mejor tradición el funeral ofrece esta oportunidad. Sin embargo, muchas veces se da una tendencia a elogiar e idealizar en exceso al fallecido. Lo más sano es que se permita un espacio para expresar aquellos aspectos que vas a echar de menos el fallecido y los que no, a pesar de que para algunas personas eso pueda estar fuera de lugar. Hablar del fallecido permite ayudar en el proceso de duelo. Incluso algunas ceremonias incluyen colocar cosas suyas que señalan lo importante que era para ti. Tales experiencias pueden resultar muy liberadoras para las personas que participan.

 

Permite recibir apoyo social

Los funerales tienen el efecto de reunir una red de apoyo social alrededor de la familia del fallecido, y esta clase de apoyo suele ser útil para facilitar el duelo. Sin embargo, en las circunstancias actuales se están poniendo trabas. Si bien es cierto que los profesionales intentan compensarlo, nunca pueden ni deberían intentar pretender sustituir a familiares y amigos. El contacto físico también suele resultar importante y puede ser que necesites cierto contacto físico como apretones de manos y abrazos.

 

¿Qué suelo echar en falta en los rituales funerarios y que posiblemente necesites incorporar?

Existen dos aspectos que en mi opinión necesitarían ser mejorados. Uno es claramente el apoyo continuado, muchas personas perciben como el apoyo que valoran y necesitan se va difuminado demasiado pronto. Una atención continuada de familiares, amigos y profesionales podría solucionar muchos problemas debido a esta desatención y ser de gran ayuda.


El segundo es que a veces se realizan demasiado pronto. Las personas más cercanas al fallecido suelen experimentar embotamiento, una reacción normal ante tal aluvión de emociones, y se ven obligadas a tomar decisiones importantes y a atender a todo lo que esté pasando. Creo que muchas personas se beneficiarían de un ligero retraso para poder afrontar estas situaciones con un poco más de entereza.

 

¿Qué te puede ayudar si no lo has recibido?

Si la perdida es reciente necesitaras un tiempo para procesarlo. No conviene forzar los ritmos, cada persona y cada pérdida, es de naturaleza diferente y requiere su tiempo particular. Te puede ayudar muchísimo hablar con gente con la sientas cercanía y confianza. Sus comentarios podrían ayudarte poco a poco a poder expresar aquello que necesitas y a aceptar esta realidad.


También puede ayudarte participar en un ritual de creación propia si lo necesitas y te sientes preparado. Esto puede servirte como punto de corte y puede ser de la manera que tu elijas, pero que sea útil como manera de expresarte y despedida: cartas de despedida, plantar un árbol, etc.


Por ultimo si la pérdida es repentina o percibida como injusta también suele aparecer la necesidad de buscar una explicación de lo que ha pasado e incluso si hubo algún responsable o se podía haber evitado. Es una necesidad muy humana y legitima. Estás en tu derecho a pedir información y explicaciones. Aunque por favor, ten cuidado al iniciar espirales de rencor y venganza: en mi experiencia sólo suele desencadenar más sufrimiento. Si lo deseas puedes ojear mi otro artículo sobre la ira en el duelo: La ira tras durante el duelo o pérdida.

 

 

Para terminar, me gustaría recordarte que si necesitas resolver cualquier duda o sugerirme cualquier tema puedes contactar conmigo en el apartado de contacto o con un mensaje en cualquiera de mis redes sociales.

 

Gracias por tu atención,


José Luis Miranda Fidalgo
Psicólogo general sanitario colegiado 22.738
Centro PsicoRoselló de Barcelona

 

Fuente: Worden W. El tratamiento del duelo: asesoramiento psicológico y terapia. Paidós Ibérica. Barcelona, 1991

Personas atormentadas o ancladas por su pasado
Recomendaciones para trabajar desde casa
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Sé el primero en enviar un comentario.
Invitado
Sábado, 30 Mayo 2020

Solicita tu llamada de valoración y haremos una pequeña sesión de 15-20 minutos por teléfono o Skype para que puedas saber cómo funcionará y resolver tus dudas.

Tellamo

¿Dónde estoy?

 
Mi consulta de psicología esta en el centro de Barcelona, en la calle Rosselló, nº 17 junto a metro Entença, cerca de Sants, pero también realizo terapia psicológica a domicilio para aquellas personas de la zona metropolitana que tengan dificultades para asistir a mi centro de psicología en Barcelona.
 
 

 

Mapa del sitio