2 minutos de lectura ( 312 palabras)

La adicción a las compras o compra compulsiva

La mayoría de nosotros aprovecharan estas rebajas para darse algún que otro capricho o para comprar algo un poco más barato. Esto es lo más habitual, pero existen personas que compran por comprar, incluso sin dinero, tirando de visa continuamente con rebajas o sin y a veces pueden no ser capaces de frenarse y controlarse.

 

paper bags near wall 749353

Foto extraída de freestocks.org de Pexels

 

Se conoce este problema como compra compulsiva o adicción a las compras. Las personas que lo padecen rara vez lo reconocen y su conducta se caracteriza por comprar de forma compulsiva, movidas por un impulso irrefrenable que no pueden controlar pero que les lleva a sentir una satisfacción inmediata pero brevísima con el articulo comprado. Y de hecho estas compras pueden dar a su vida algo de satisfacción.


Pero después, casi al mismo tiempo que se pierde el interés por el articulo comprado, se genera un profundo sentimiento de culpa acompañado de mucha ansiedad. La persona con este problema es frecuente que esconda los productos en casa, acumulando productos y embalajes por abrir y estrenar. Es habitual que mientan a los familiares sobre su origen e incluso que estas compras originen problemas económicos y conflictos frecuentes.


En el trasfondo de este problema suele haber sentimientos de soledad, insatisfacción con la vida, tristeza, sentimientos de inadecuación, problemas de ansiedad, etc. En consulta es conveniente que se haga un análisis profundo de lo que subyace y provoca estos impulsos de cara al restablecimiento de la vida normal de la persona. Muchas veces dedican tanto tiempo a la actividad de comprar que han dejado de lado otras actividades que hacían antes y que probablemente les satisfacían.


Al igual que cualquier otra adicción es necesario que la persona reconozca que tiene un problema, para así poco a poco, con la ayuda de un profesional poder sustituir las compras por otras actividades más saludables.

La ira tras durante el duelo o pérdida
Buenas y malas infancias: la marca que queda

Artículos relacionados

 

¿Dónde estoy?

Mi despacho esta en el centro de Barcelona, en la calle Rosselló, nº 17 junto a metro Entença, cerca de Sants, pero también realizo terapia a domicilio para aquellas personas de la zona metropolitana que tengan dificultades para asistir a mi despacho de psicología de Barcelona.
 
 

 

Instagram